Et Bang

En la calle Pelayo de Madrid hay negocios bastante curiosos. Uno de ellos es Et Bang.
Os dejo una muestra

Y un enlace que escribí sobre esta marca junto con Vezavena, porque me encanta que las mujeres saquen adelante sus negocios
https://columnacero.com/espana/7170/las-jefas-de-la-moda/

“Hacer tridimensional el diseño gráfico y poder ponértelo”

Sigo con mi pasión por la artesanía. La contemporánea y la actual que quizás dentro de 200 años aparezca en algún museo. ¿Y por qué no? Cerca del teatro de la Latina, en Madrid, tengo una cita con Eva, una joven creadora. Pero antes de contar nada sobre nuestro encuentro, he de poneros en antecedentes.

Nos conocimos por Internet. Gracias a Instagram puedes descubrir cientos de creadores, artesanos, diseñadores…y en medio de esa jungla digital encontré cierto día un nombre, una marca que me llamó la atención: Amor a muerte

Calaveras, rosas, golondrinas…de pronto vi todo un mundo con el que me sentía plenamente identificada. Parecía una marca hecha para mí. Y rápidamente me hice con una de sus piezas. Como no podía ser de otra forma, escogí una golondrina. Sus líneas, sus colores, su material, todo generó en mí el ansia de quien quiere saber qué hay detrás, quién. Cómo consigue ese resultado, de dónde viene la idea.

En una noche fría, en el barrio de la Fortuna, mientras esperábamos para ver a los Coronas en directo, en plena concentración motera ahí estaba Eva. Luchaba contra el viento para que sus flores no salieran volando. Su tupé parece que sobrevivió, pero las noches así no están hechas para “las chicas pin up” con faldas de vuelo. Había desplegado una mesa con sus “joyitas”, sus cerezas, sus calaveras… nos saludamos, cruzamos unas palabras y nos pusimos rostro pero no nombre. Ella era la de Amor a Muerte y yo la de Parafiliarte. Esto teníamos que arreglarlo.

Así que, viniendo a la actualidad, me cogí un café para llevar y me colé en su estudio. Siempre me ha interesado ver dónde trabajan los artistas. Qué tienen en las paredes, qué música escuchan, con qué luz trabajan. Eva, de manera generosa no sólo me mostró eso. Además, contestó a mis difíciles preguntas, sin preparación, sin entrenamiento y sin tapujos.

¿De dónde vienes? Me daba igual que me contestase la calle, el lugar de nacimiento o el planeta de origen. Quería que me contestase ella, saber qué quería contarme. Y me dio un perfil entero.

Había estudiado Bellas Artes, venía de Valencia y como muchos, pensó que vivir de la pintura iba a ser muy difícil. Entonces se especializó en diseño gráfico. Pero tampoco es fácil, existe mucha competencia y “hasta que te piden lo tuyo pasa mucho tiempo”.

La falta de mercado y la crisis fueron algunos de los factores que llevaron a Eva a venirse a Madrid. A finales de mayo salió a la calle su marca, Amor a Muerte. Pero detrás de lo que hoy vemos hay dos años de trabajo.

¿Qué es Amor a Muerte? Es la suma de la pasión por el arte, por el diseño de tatuajes y la joyería. Alguien que no pueda llevar tatuajes o no quiera tatuarse puede llevar una pieza mía. No lo llamo joyería, no sé cómo llamarlo. No soy joyera, es lo único que no saqué de Bellas Artes.

Me llaman la atención los materiales, hay metacrilato y madera. Hay piezas que están conformados por 17 o 20 pequeñas partes superpuestas, encajadas como si fueran un rompecabezas.

Eva me explica que lo que hace es “hacer tridimensional el diseño gráfico y poder ponértelo”. Un diseño gráfico inspirado por el tatuaje, por el estilo “old school” y por el arte. Tres pilares que sustentan las creaciones de Amor a Muerte. Flores para el pelo, lacitos, ternura y delicadeza que tienen una historia detrás.

En su colección 5000 millas nos habla de las golondrinas:
“Son muchos los significados que se atribuyen a los tatuajes de golondrinas. Un marinero se tatuaba una golondrina cuando había navegado 5000 millas. Esta le proporcionaba buena suerte, aparte de simbolizar la idea del regreso. Los marineros utilizaban este símbolo para asegurar su vuelta a casa, o en el peor de los casos, que estas aves llevaran su alma al cielo. Además se dice que cuando una golondrina encuentra el amor, acompañará a su pareja de por vida…”

Os dejo con la versión “podcast” casera, sin edición, sin retoques, grabada del tirón con medios rudimentarios.

 

Pills for life

De pronto un día vino, como suelen venir estas cosas, de sopetón y sin avisar. Y se instaló en mi cabeza. Pastillas. Por supuesto, detrás de cada influencia hay una historia. Pero a veces es mejor que queden en la intimidad, o no. A veces las obsesiones hay que plasmarlas y así he hecho. Aquí tenéis la primera pieza de Pills For Life. Un proyecto, una serie de lienzos en los que voy a trabajar este año. Mi sueño es que los podáis ver todos en conjunto.

Las fotografías fueron tomadas con mi cámara por mi compañero. Y si, me gusta pintar en el suelo.

Orquídea Drácula

En la vida existen numerosas contradicciones. Una de ellas es que a los que se nos mueren las plantas sólo con mirarlas nos encanten aquellas que son más delicadas. Como las orquídeas.

Desde pequeña me han fascinado sus flores, la intimidad que albergan en su interior, la exposición de sus raíces y la aparente fragilidad de sus ramas. Sus colores. Y al ser una persona que perdió el olfato durante años siempre me parecía un misterio su aroma. A día de hoy sigo sin saber si huelen y a qué huelen las orquídeas. Y casi prefiero que siga siendo un enigma. Quiero que la magia continúe y que de pronto un día descubra ese olor y me sorprenda.

Resulta que en Madrid existe un “espacio” llamado Orquídea Drácula. La orquídea drácula es espectacular en sí misma, pero el espacio es apasionante para cualquiera que se deleite con las orquídeas y con las rarezas vegetales. La calle Amaniel número 20, donde la parada de autobús, es mi destino de hoy. Busco arte floral y la cosa promete.

Quienes hayan leído MIAU, de Benito Pérez Galdós quizás sientan el mismo encanto que yo al recorrer esas calles, ahora convertidas en zona de trasiego de turistas, vecinos y captadores de tendencias.

Es ahí donde me dirijo a comprar unas plantas parásito, parecidas a un ser traído de otro planeta. Nada más llegar me encuentro con Felipe, el creador.

Está preparando un ramo con nebulosas; a golpe de spray le da el toque perfecto para la inspiración de Blade Runner, la película. Y es que Orquídea Drácula no es una floristería como tal, ni “una tienda de plantas”, ni un vivero. Es un laboratorio floral en toda regla. Lo mismo te crea un ramo inspirado en Laura Palmer o en Rocío Jurado, que ejerce de “doctor de plantas”.

Mientras me dedicaba a tirar fotos de los rincones del local, Felipe atiende a varios clientes. Son jóvenes y buscan algo diferente. Un jarrón Kaiser, una planta para alguien a quien se le da mal cuidar plantas, un consejo sobre una planta que se ha puesto enferma…

Además de la decoración, los jarrones, las plantas hay algo que llama mi atención. Una especie de plataforma con luz y semilleros. Si, podemos llamarle el creador.

Sólo una persona de éxito podría haber tenido esta idea: acercar a los jóvenes arte floral asequible. Perder el miedo a tener una planta en casa o atreverse a decorar con un jarrón y un ramo el salón de una casa decorada con muebles de IKEA.

Mi elección para regalar y (auto regalar) son unos Krimlims con sus respectivos jarrones o piezas donde apoyarlos. No necesitan tierra. Como si de un acto de brujería se tratara Felipe me explica que cada miércoles he de sumergirlos tres veces en agua y dejarlos secar encima de papel de cocina. Creo que me sobrevivirán.

Mi Krimlim ahora está encima de una estantería vigilando mis cámaras de fotos. Tiene purpurina rosa y en efecto parece que ha venido de Vulcano.

Ya os iré contando cómo evoluciona. Tiene un aspecto inquietante. Si crece o se mueve os aviso. Mientras tanto, ya tengo marcado los miércoles en el calendario.

Voy a seguir buscando arte.

Os dejo el podcast por si no os apetece leer y preferís escucharme. Aunque de momento cuento con medios rudimentarios, creo que es necesario hacer accesible a todos los contenidos que subimos en Internet:

Y aquí, una pequeña muestra de lo que pudo captar mi cámara. No he querido subir más fotografías. Prefiero que os acerquéis a verlo con vuestros propios ojos.

 

Entrada de vuelta

Si, retomo la actividad. Quizás cuando lancé la página web hace un año fue precipitado, quizás no. Pero durante este año he tomado contacto con diferentes artistas, he vivido numerosas experiencias y comienzo este año retomando proyectos y creando nuevos. Parafiliarte no podía seguir parada en su versión web aunque en Instagram y en la página de Facebook ha seguido muy vivo.

Además de retomar la pintura, la foto, la bisutería y otras piezas hay lienzos en blanco que esperan a ser una pieza única. Se avecinan cosas nuevas. Y digo cosas porque no quiero desvelar nada.

Gracias por la paciencia y por la espera. Y como dice la canción: “Y la vida siguió como siguen las cosas que no tienen sentido”, donde habita el olvido.

Vamos a darle sentido a eso de que la vida sigue. Vamos a llenar de vida Parafiliarte también aquí, en su nave nodriza. Y que nos sirva para llenar los huecos que nos faltan, con arte.

Y si, doy la cara aunque sea de perfil, aunque sea de manera oscura. Ya iremos poniendo color. Cámara nueva, el mismo estilo y los turbantes y sudaderas hechas a mano de Anita

dscf4665

Reyes Magos o Magia Regia

Mon Petit Retro
Mon Petit Retro

 

Se acerca la que para muchos es la noche más mágica del año. Una velada en la que la ilusión, la emoción y los nervios se ven reflejados en los ojos brillantes de los más pequeños. Cuando los años pasan los mayores pierden parte de esa inocencia, y se convierten en pajes. En mi misión como ayudante de los Reyes Magos he visitado por fin uno de los rincones que más llamaban mi atención desde hace tiempo: “Mon petit retro”

En un mundo en el que la electricidad, las luces y los sonidos lo ocupan todo resulta difícil despertar la imaginación de los más pequeños a base de madera, tela, latón, papel… Aunque si somos sinceros, quizás sea a algunos de los que rozamos la treintena (unos por arriba, otros por abajo) a los que realmente nos emocionan este tipo de objetos.

¿Qué es un juguete? Un juguete sirve simplemente para jugar, para entretenerse, para decorar, para crear ilusión, para desarrollar capacidades, para crear mundos imaginarios en los que poder evadirse. ¿Puede lograr todo eso algo que carezca de pilas, sonidos o luces llamativas? Si.

A nivel personal, que crecí recreando batallas con soldaditos, construyendo fortificaciones con piezas de madera, haciendo carreras de coches (y tortugas, aún siguen vivas), y vistiendo, peinando y jugando con mis muñecas, creo que eso era lo que más feliz me hacía. Además, la lectura era un juego. La pintura y las manualidades también.

 

Os invito a visitar este pequeño rincón en la calle San Andrés nº2 de Madrid.

También tienen página web: www.monpetitretro.com

(¿Y sabéis qué me gusta mucho de esta tienda? Shhhh…Que venden vestidos azules para niñas y que no hay juguetes que vayan destinados a uno u otro sexo.)

 

 

 

Presentación de ParafiliArte

En el Cebreiro soplas deseos, susurras oraciones y prometes volver
En el Cebreiro soplas deseos, susurras oraciones y prometes volver

Antes de empezar en serio debería presentarme. Quizás quienes nos dediquemos a muchas cosas distintas no seamos expertos en profundidad en nada. Alguien me dijo una vez que los periodistas tenemos un océano de conocimiento, pero de un centímetro de profundidad.

Más allá de las letras, la radio, hay mucha vida. En mi camino sólo tenía dos direcciones posibles: el periodismo o las bellas artes.

En su momento elegí el periodismo para alivio de algunos y para el lamento de otros. Pero creo que una vida sin arte no es una vida.

Ahora, empiezo esta andadura digital que quiero humanizar fusionando periodismo y arte. Quiero descubrir qué hay de arte en el humano y qué humanos están detrás del arte.

Óleo, sanguina, gastronomía, arquitectura, fotografía, escultura, moda, …¿Qué es el arte y quién lo encarna hoy?

Quédate conmigo, si quieres, quédate a ver las fotos, las entrevistas, los vídeos, los audios. Pero no pretendas encontrar una crítica de arte de un experto. Quizás sea experta en humanos, que más allá del arte, es lo que me interesa. Contar sus historias.

Bienvenido a Parafiliarte

 

Aún no llego a los treinta. Y creo que empezaré a repetir años.

Mis amigos me llaman Mabe.

Madrid es mi sitio. Y voy a exprimir sus calles y rincones.

Vas a ver mucha comida. Obras de arte. Y personas que hacen arte.